Después del éxito de las clases gratuitas de golf, entrevistamos al jugador profesional, y desde este año profesor en Costa Esmeralda, Ariel Cañete. Las clases continúan durante todo el año, los sábados de 11 a 12. ¡A anotarse!

¿Como surgió la idea de las clases gratuitas? ¿Cómo es la dinámica de la clase y cuál fue la respuesta de los vecinos?

La idea de las clases gratuitas surgió para incentivar el golf. Tenemos la suerte de tener una cancha espectacular y está bueno que los propietarios puedan disfrutarla.

Las clases son de una hora, tanto para adultos como para chicos. Se comenzaba con una entrada en calor y luego nos separábamos en dos grupos: alumnos principiantes y jugadores de mayor experiencia.

La verdad es que nos sorprendimos de la cantidad de gente que concurrió. Muchos volvían los días siguientes a practicar por su cuenta, eso significa que fue súper positivo.

¿Qué es lo primero que se enseña?

Lo primero que enseñamos es cómo agarrar el palo. El grip (forma que colocamos nuestras manos sobre la empuñadura) es fundamental en este deporte. La primera lección continúa con la forma de pararse frente a la pelota y mover el palo.

¿Qué cosas debe tener en cuenta quien quiere aprender a jugar al golf?

En realidad el que quiere jugar al golf lo único que tiene que hacer es acercarse a la cancha y comenzar como cualquier deporte, es muy atrapante así como también desafiante. Las clases gratuitas en un campo de juego de estas características, son una verdadera oportunidad para los propietarios que nunca jugaron.

¿A qué edad recomendás que es mejor aprender?

Como todos los deportes es mejor comenzarlos de chico. Los niños tienen una flexibilidad incomparable a la de los mayores, eso les facilita mucho el aprendizaje. Además, no piensan tanto los movimientos, solo te miran y te copian, y así captan los movimientos con mayor rapidez y precisión. Creo que una buena edad seria alrededor de los 8 años.

¿Qué enseña el golf como disciplina? ¿Cuáles podrías decir que son los valores asociados a este deporte?

El golf te enseña a compartir y a respetar. Mantenerse en silencio cuando el otro está por jugar es algo muy importante. Una vuelta dura unas 4/5 horas y en ese tiempo uno se va relacionando con mucha gente, y eso es algo que crece a través de los años que lo practica.

¿Cómo describirías la cancha de Costa Esmeralda? ¿Qué desafíos presenta para un principiante?

La cancha de Costa Esmeralda es muy buena, tiene un estado excelente y es súper desafiante. Te diría que si jugamos sin acomodar la pelota es una de las mas difíciles, porque los pequeños médanos que se encuentran a los costados presentan una gran dificultad. Por lo tanto para los principiantes, y no tan principiantes, es una cancha bastante difícil.

¿Van a seguir las clases durante el año?

Sí, vamos a continuar con las clases durante todo el año, los sábados de 11 a 12 horas.