En julio comienzan las obras del nuevo parador y se prevé su inauguración para la temporada 2021. El proyecto -que lleva el nombre de Amarras según lo elegido en la encuesta a propietarios- está a cargo del Arq. Lucas Falbo. En esta nota resume las principales características de la nueva propuesta. 

La premisa principal se basa en brindar servicios turísticos de playa, ofreciendo un lugar de calidad y confort para las personas que utilicen los servicios del balneario, como también para aquellas que requieran de la utilización de los sectores públicos (Sanitarios).

La idea general del proyecto arquitectónico está representada por una calle principal, con un paso de amplias dimensiones que permite visualizar el mar desde la llegada por medio de una rampa de fácil acceso con pendientes aptas para personas con discapacidad. La misma divide el proyecto en dos sectores bien diferenciados. Por un lado, restaurante/cocina que cuentan con un espacioso deck que actúa como terraza exterior, con accesos de rampas y escaleras y pérgolas que generan semi cubiertos y sombras con materiales livianos. Por el otro lado, el sector de sanitarios y depósito con acceso independiente para proveedores, salas de máquinas y la administración.

Respecto del diseño en relación al medio ambiente, se buscó darle una identidad propia del partido de La Costa, pero con materiales que no sean agresivos para el sector. Cumpliendo los nuevos requerimientos de conservación de médanos, estará hecho totalmente en madera.

Los espacios exteriores, Decks y terrazas se pensaron como espacios de uso y permanencia logrando un equilibrio con el sector arenoso y los servicios que propone la unidad turística.

En la playa se plantea armar un sector destinado a juegos para niños con elementos para las distintas edades y control por medio de personal especializado en didáctica infantil.