A diario leemos noticias sobre el Cambio Climático, las consecuencias del Calentamiento Global y la necesidad de reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), pero… ¿sabemos realmente de qué nos están hablando?

La Convención Macro de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático lo define como “(…) un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante periodos de tiempo comparables”.

Nuestro estilo de vida y modelo de consumo generan un aumento en la concentración de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera. Éstos son gases atmosféricos que absorben y emiten radiación, asegurando así la temperatura que hace viable la vida en la Tierra. Los principales GEI en la atmósfera terrestre son: el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el óxido de nitrógeno y el ozono e ingresan a la atmósfera a través de dos maneras diferentes:

– Como resultado de procesos naturales, como la respiración de los animales, humanos y plantas.

– Producto de actividades humanas, como el uso de aerosoles, la extracción o combustión del carbón, las actividades productivas, entre otras.

El problema surge cuando, a causa de nuestra actividad, afectamos el equilibrio natural del proceso, dando por resultado cambios en el clima global (traducidos en heladas, olas de calor, tormentas excesivas, huracanes, por nombrar algunos).

Todos debemos aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el Cambio Climático y, ahora que sabes bien de qué se trata, en Costa Esmeralda te desafiamos a que:

  • Te bañes en 5 minutos.
  • Aproveches la luz natural y no prendas luces innecesarias.
  • Uses el aire a 24º o abras las ventanas.
  • Dejes el auto estacionado y camines más o uses la bici.
  • Desconectes el sistema de riego automático y aproveches el agua de lluvia.
  • Desconectes el cargador de celular cuando no lo estés usando.
  • Uses bolsas de tela para ir al supermercado.
  • Uses el termo para mantener el agua a temperatura.
  • Cierres la canilla del agua al cepillarte los dientes.
  • Cuides los árboles.
  • Mantengas la playa limpia y el mar libre de basura.
  • Separes tus desechos y los lleves a los Eco Puntos que tenemos para vos.
  • Contagies tus buenas prácticas a los vecinos.

Dicen que lleva 21 días incorporar un nuevo hábito ¿empezamos hoy?