Pasado el receso invernal, el equipo de seguridad retomó los controles perimetrales en las casas deshabitadas.  En promedio se han encontrado entre 3 y 4 casas en cada control (un total de 105 por mes) no cerradas adecuadamente por los propietarios, con ventanas o puertas abiertas.

Desde el área de seguridad reiteramos a todos los vecinos que extremen los controles previos a su partida asegurando puertas y ventanas. Asimismo, que verifiquen que todas las llaves de paso de gas estén debidamente cerradas.

Al día de la fecha ingresan alrededor de 3000 personas ajenas al barrio. Las dimensiones cada vez más amplias, la cantidad de casas construidas y en obra -entre otras- generan que las recomendaciones de seguridad cobren mayor relevancia día a día.