Desde la seguridad de Costa Esmeralda queremos transmitir nuestra preocupación por el creciente número de jóvenes que durante la noche y la madrugada circulan por el barrio alcoholizados e incumpliendo todas las normativas de convivencia.

Estamos recibiendo un promedio de 10 denuncias por ruidos molestos por noche y detectando un promedio de 200 jóvenes que bajan a la playa, provocan disturbios, ensucian nuestra playa, dejan botellas de vidrios rotos y rompen la infraestructura de paradores y vía pública. La mayoría de ellos son menores de 16 años.

La madrugada del 24 de enero, siendo aprox. las 04:30 hs, personal de seguridad junto con efectivos de policía de la Provincia de Buenos Aires -que realizaban un control en playa y paradores-, se toparon con jóvenes consumiendo alcohol, a quienes se les pidió que dejaran de hacerlo. Cuando la policía se retiró los jóvenes agredieron a un guardia del barrio.

Uno de estos jóvenes -mayor de edad- fue aprehendido por personal policial y trasladado a la Dependencia correspondiente. Independientemente de las acciones legales que se lleven a cabo, la agresión a un guardia es considerada gravísima en nuestro reglamento interno de convivencia.

Si queremos que Costa Esmeralda mantenga la tranquilidad, seguridad y calidad de descanso de la que todos disfrutamos, resulta de suma importancia que todos colaboremos. Rogamos especialmente a los padres que conversen con sus hijos y podamos disminuir estas estadísticas.