Ángel, Leandro y Facundo trabajan para que nuestra experiencia sea la mejor. Conocelos en esta entrevista.

 
Ángel Romero tiene 31 años y trabaja como Responsable encargado del sector hace tres años. “Siempre fui fanático del deporte, corro, juego al fútbol, al tenis”, nos cuenta Ángel. “Cumplo con un plan de entrenamiento y jugué en la Liga Madriguenese de fútbol hasta que cumplí 27 años. Soy amante del deporte”.

El equipo se encuentra de lunes a lunes con francos separados, con lo cual el sector siempre está abierto. “Nuestra rutina consiste en llegar a la mañana, revisar que todo esté en condiciones y después estar siempre controlando que las cosas funcionen”, cuenta Ángel.  “Acá el trabajo nunca se termina, porque cuando finalizaste con una tarea ya tenés que volver a empezar, y más en verano, ya sea para emprolijar el jardin, la pintura, la manutención de las canchas”, explica Leandro Paz, quien se presenta y se suma a la entrevista contando que él trabaja hace diez años en Costa, que hace 3 temporadas que se desempeña en Deportivo y que, si bien pasó por muchos sectores, el que más le gusta es este porque trata con gente. “Hay mucho trabajo, es demandante, pero me gusta poder ocuparme de que todo esté en condiciones”.

Por sus años en el proyecto, Leandro prácticamente vio nacer y crecer a Costa Esmeralda. “Cuando veo toda la gente que viene ahora en el verano y lo que creció Costa no lo puedo creer,” define.

 

¿Cuál dirían que es su responsabilidad principal? ¿Y la tarea que más trabajo les da?

Ángel: nuestra responsabilidad principal es el mantenimiento de todo el predio del sector deportivo y la atención a los propietarios que concurren. ¡Lo que más trabajo nos da es la cancha de tenis de polvo!, porque es un trabajo manual, de ir reponiendo el polvo. El clima ventoso es un factor que te juega en contra. Y en verano se usan tanto las canchas que hay que mantenerlas muy seguido.

 

¿Qué es lo que mas les gusta de su trabajo?

Leandro: que estamos rodeados de bosque y que es muy social.

Angel: yo vengo contento a trabajar. En mi segundo día de trabajo ya me asignaron al Sector Deportivo, y quedé maravillado. Empecé como ayudante y de a poco fui ganando responsabilidades. Yo creo que es el lugar más lindo de todo Costa y así me gusta cuidarlo. Es un espacio en el que se genera muy buen ambiente. Siempre hay mucha gente y siempre hay buena onda. Jugamos con los propietarios, se arman competencias, nos divertimos.

 

¿Y como es trabajar con chicos?

Leandro: es un ambiente muy familiar, creo que junto con el parador, son los espacios más familiares. Acá cada uno puede optar por una actividad diferente y por eso vienen en conjunto. Y nosotros vemos crecer a los chicos. Un año tiene una altura y al verano siguiente no lo reconocemos. Me pasó que un fin de semana largo vino un chico y me saludó por mi nombre y me preguntó por las canchas de fútbol. Tuve que mirarlo bien para reconocerlo por lo grande que estaba. Son las mismas caras pero van creciendo.

El gimnasio

Facundo Roldán (aliás Roli) es el responsable de armar la rutina según cada persona, su edad y su estado físico. Roli entra en escena y nos cuenta que es físico culturista.

“Tengo 22 años y desde los 18 que ejercito de manera intensiva. Todos los días entreno y llevo una dieta especial. Todo para pararme en un escenario”, bromea. “Competí en Torneos y en 2014 salí Campeón de Argentina en Buenos Aires. Es un entrenamiento intensivo y dieta 5 meses antes del torneo. Trabajo en Costa Esmeralda hace cuatro años, empecé trabajando en mantenimiento de caminos. Este es un buen cambio porque tiene que ver con lo que me gusta”.