Luego de las abejas, las mariposas son las segundas polinizadoras más importantes. Sin embargo, no se les presta tanta atención como a las primeras.

Pero son las mariposas las que cumplen un rol destacado como indicadores biológicos ya que necesitan plantas de dos tipos: hospederas (donde las mariposas ponen sus huevos) y plantas con flores (donde las adultas se alimentan).

En la Argentina, hay una mariposa que asume carácter patrio: la popularmente llamada Bandera Argentina. Esta especie de mariposas padece de una gradual desaparición, debido a que la base de su alimentación son las hojas del árbol Coronillo, una especie cada vez menos frecuente.  El coronillo (Scutiabuxifolia), especie de la que se alimentan sus orugas se trata de un arbolito de hojas chicas y follaje espinoso que crece muy lentamente.

Si la mariposa es llamativa, las orugas no lo son menos, ya que están recubiertas de largos pelos inofensivos de color rojo punzó y blanco. Sobre el dorso llevan una línea negra con puntos dorados.

“Es una mariposa muy grande, casi como el tamaño de una mano. Y es toda celeste”, describe María Virginia Inza, investigadora del INTA, y subraya: “Esta mariposa hace su ciclo en un árbol que se llama Coronillo, y quedan muy pocos de ellos. Por ende, las mariposas Bandera Argentina sólo se encuentran en reservas naturales, como Punta Indio”.

¿Te animas a llamar a las mariposas a tu jardín?

Aquí algunos tips

  • Las mariposas prefieren flores de color rojo antes que cualquier otro, y no les gustan las que son muy perfumadas.
  • Son las segundas polinizadoras más importantes, luego de las abejas.
  • Son el alimento de otros vertebrados.
  • La principal variable que regula a las especies de mariposas es la temperatura.
  • Sirven como indicadores biológicos, ya que uno puede evaluar a través de la riqueza (cuántas especies de mariposas hay) y la abundancia (cuántas hay de cada especie) qué tan contaminado se encuentra el ecosistema.