Nos acercamos a la época de pileta y empezamos a pensar otra vez en el gasto que conlleva tenerla en condiciones durante el verano: Mucho presupuesto destinado en químicos, cloro y mantenimiento. Y son mucho más grandes las cuentas si queremos tener la pileta llena y limpia durante todo el año. El Arq. Horacio Aranda, especializado en Geobiología y Arquitectura sustentable, brinda una alternativa que cuida tanto el ecosistema de los jardines como nuestra salud, y a su vez, embellece el paisaje. 

Cómo funcionan las piletas ecológicas

Este tipo de piletas ecológicas o biopiscinas surge en la década de 1980 con el objetivo de reemplazar los productos químicos que eliminan los hongos y bacterias del agua. Las plantas acuáticas, subacuáticas y gravas llevan a cabo un proceso de fitodepuración en el que crean microorganismos para purificar el agua y evitar la propagación de algas y otros organismos no deseables. También en estas piletas suelen diseñarse cascadas que, junto con las plantas sumergidas, contribuyen a la oxigenación del agua.

Cómo podés convertir tu pileta en ecológica

Es importante tener en cuenta que estas piletas requieren dos zonas diferentes; una para el nado y la recreación, y la otra para colocar las plantas donde se realiza la depuración. En los casos de aquellos que cuentan con una pileta tradicional y quieren convertirla en una biopiscina, el diseño no es un impedimento porque queda el lugar de natación en el centro y se disponen las plantas alrededor. Se instalan en la pileta plantas jóvenes que iniciarán el proceso de depuración luego de tres meses. Durante este período se recomienda filtrar el agua más frecuentemente hasta que las plantas acuáticas empiecen a realizar el proceso de fitodepuración.

Las plantas adaptadas a este medio son fáciles de conseguir por los viveros de la zona. Éstas son: el papirus, el equisetum, los lirios, los nenúfares y algunas variedades de bambú. Todas ellas dan al agua un equilibrio ecológico que no es estéril, como sí ocurre con el cloro. 

Energía sustentable para la recirculación del agua

Aquellos que quieren construir su biopiscina desde cero, también pueden diseñar dos compartimentos separados e instalar bombas solares de recirculación que funcionan con paneles fotovoltaicos. Estas bombas tienen un costo aproximado de 20 mil pesos. 

Para construir estas piletas ecológicas se pueden utilizar algunos materiales diferentes donde el costo suele ser entre un 30 o 35% más elevado al de una pileta tradicional, pero el gasto se amortiza con el ahorro en productos químicos .

Los beneficios del agua pura en tu jardín

La depuración natural asegura un agua pura, que trae beneficios en distintos aspectos:

  • Convierte cualquier jardín en un verdadero hábitat natural, ya que permite crear un ecosistema tanto dentro del agua como alrededor, que alberga vida y atrae pájaros. 
  • Trae beneficios para la salud y el medio ambiente, al contrario de los productos químicos. 
  • Aumenta la biodiversidad de flora y fauna.
  • Permite que haya floraciones de numerosas plantas acuáticas en todas las temporadas.
  • Da una sensación de inmersión y contacto con lo natural.
  • Tiene bajo costo de mantenimiento porque no requiere productos químicos. Además, el agua de las biopiscinas no se cambia, sólo se repone la que se evapora.

Contacto: Arq. Horacio Daniel Aranda, especializado en Bioconstrucción y Arquitectura Sustentable. Paisajista Asesor de Geobiología y Feng Shui. Tel.2267668667