Medidas de prevención: instalaciones de gas y electricidad domiciliarias

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Instalacion de Gas

Durante el invierno utilizamos diferentes tipos de calefacción para nuestros hogares. 

Para que su uso sea seguro te recomendamos:  

-Realizar periódicamente el mantenimiento de las instalaciones de gas por personal idóneo matriculado.

-Recordá que está prohibido el uso de calefactores a gas que no sean de tiro balanceado en dormitorios y baños.

-Apaga los calefactores al dormir.

-Verificá que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación. Es fundamental contar con un espacio a través del cual se renueve el aire.

-Revisá una vez por año con un gasista matriculado todo tipo de estufas -catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores-.

-Evitá el uso de braseros. De no poder ser así recordá apagarlos antes de dormir.

-Nunca uses hornallas y/o el horno para calefaccionar el hogar. 

Monóxido de Carbono

Se recomienda la instalación de un detector de gas y monóxido de carbono.

El monóxido de carbono (CO) es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante, que se produce por la mala combustión del gas natural, la leña, el carbón o la nafta; y que en altas concentraciones puede generar la muerte en minutos.

Los síntomas más comunes de intoxicación son:

-Dolor de cabeza

-Náuseas y vómitos

-Mareos

-Debilidad, cansancio y/o pérdida de conocimiento

Ante los primeros síntomas te recomendamos:

-Retirá a las personas que se encuentran en el lugar contaminado.

-Abrí puertas y ventanas para mantener el ambiente ventilado.

-En todos los casos, concurrir al hospital más cercano.

Instalacion Eléctrica.

Debemos tener especial cuidado y un correcto mantenimiento de las instalaciones eléctricas. Ésta es la forma más efectiva de prevenir accidentes domésticos y además así podemos generar ahorro en el consumo eléctrico.

Más del 30% de los incendios se producen por cortocircuitos eléctricos. Esto exige que hoy día el cableado eléctrico de los hogares y las instalaciones se encuentren en óptimas condiciones, para evitar fallos y sobrecargas que pueden provocar incendios y lesiones físicas, y a su vez pérdidas de energía.

Los problemas eléctricos en las edificaciones se pueden atribuir a varios factores:

-Sistemas eléctricos inadecuados y sobrecargados.

-Recubrimiento de paredes y techos que contienen cableado.

-Uso inadecuado de líneas é improvisación de ampliaciones de circuitos.

-Componentes eléctricos desgastados que no se sustituyen.

-Reparaciones eléctricas mal hechas.

-Ausencia o mal estado de la instalación a toma de tierra, entre otros, que pueden contribuir a tener una instalación eléctrica obsoleta poniendo en riesgo nuestra seguridad.

A nivel residencial, la instalación eléctrica debería diagnosticarse al menos cada 5 años

Ante cualquier eventualidad no dudes en comunicarte con el 1911 (Emergencia del barrio) o bien utilizar el botón de llamado rápido ubicado en la parte izquierda inferior de la app de Costa Esmeralda