Ante la presencia de varios principios de incendio, recordamos estas consideraciones:

1) Nunca tirar brasas encendidas a la basura.
2) Evitar sobrecargar de leña los hogares.
3) Verificar que la chimenea de los hogares no este en contacto directo con materiales que no sean aislantes y no utilizar pino o madera tratada para encender.
4) Evitar dormir con las estufas a gas encendidas si no tiene una vía de ventilación abierta.
5) Los hornos u hornallas encendidas no son un método seguro ni eficiente para calefaccionarse.
6) Sólo se puede realizar fuego en parrillas de material y con la debida distancia a arboles y materiales inflamables.